Uno de los elementos más importantes dentro de la dieta de la vitamina T es la Torta. No por nada, la Ciudad de México está inundada de puestos y changarros dedicados a vender este delicioso platillo. Pero, con la expansión, casi exponencial, de torterías a lo largo y ancho de la urbe, cada vez es más difícil encontrar torterías que valgan la pena.

Sin embargo, sobre la calle de Atlixco, en la Condesa, surgió una pequeña tortería de barrio que vino a revolucionar el concepto de las tortas, imprimiéndoles un toque gourmet. ¿Tortas gourmet? Yo me pregunté lo mismo. De hecho, debo confesar que pensé que serían unas tortas pedantes y hípsters, pero estaba muy equivocado. Algún día decidí ir a conocer las Tortas Atlixco, y desde ese día me volví cliente frecuente del lugar.

Desde que llegué, me topé con un local increíblemente sencillo, con un frente de no más de tres metros de largo y sólo dos pequeñas barras donde puedes sentarte a comer. En la carta, ofrecen tortas de Cochinita, de Milanesa de Res o de Pollo, de Pierna, Cuabana, de Jamón de Pavo, de Pollo con Chilaquile, así como un Pepito y Molletes. Nada más y nada menos (bueno, también ofrecen papitas fritas, de las que encuentras en las rosticerías).

Pero… ¿qué es lo que las hace tan especiales? Hay que empezar por el pan de las tortas, que es birote, preparado en exclusiva por la Panadería Rosetta, con levadura de cerveza. Siguiendo por las mezclas que eligen para cada una de las tortas y los ingredientes, que son de mucha calidad. Y, terminando por las papitas fritas (ideales para agregar un Crunch a tu torta) y la salsa roja, que es bastante buena. Además, para maridar tu torta, cuentan con Boing en botella y en triangulito, así como algunos refrescos y cerveza artesanal. Todo, a precios bastante accesibles.

La verdad es que vale mucho la pena darse una vuelta por Tortas Atlixco y probar sus tortas; pues es un lugar que te demuestra que se puede reinventar un platillo tan tradicional y sencillo como una torta, e imprimirle un toque gourmet, pero sin pretensiones. Sin duda, una gran opción para comer rico y barato si te encuentras por la zona.

Desde la primera visita, Tortas Atlixco se ganó mi cariño. Y no fui la única persona, pues todos los vecinos de la zona, y mucha gente que visita la Condesa, suele darse una vuelta por la ya famosa tortería en la calle de Atlixco. De hecho, la fama y cariño que se ganó esta pequeña tortería, los llevó a abrir una segunda sucursal justo frente al Parque España; una sucursal pequeña, pero con un poco más de espacio para que puedas sentarte a disfrutar de una rica torta gourmet.