En Santa María la Ribera, a sólo unos pasos del Kiosco Morisco, se encuentra una casona antigua, del siglo XIX, que te invita a olvidarte del estrés y la monotonía, mientras te transportas a algún rincón de Sicilia, Italia. Un restaurante que te enamora desde que entras, ya que su diseño es moderno y relajado, creando una atmósfera casual e íntimo, ideal para disfrutar con tus seres queridos.

Una vez en la mesa, descubres una gran variedad de platillos italianos, de la región de Sicilia, preparados con las recetas de Antonietta Di Pasquale, realizadas por el chef Hugo Murillo. Antipastis (entradas), Ensaladas, Pastas de Trigo Duro, Pizzas, Calzones, Cortes y Frutos del Mar, con el auténtico toque del Mediterráneo. Recomendamos iniciar con la Burrata, la Caponata y los Calamares Fritos “Don Alfredo”. O, también puedes iniciar con una ensalada de Manzana, Espinaca o de Verduras al Grill, entre otras.

Al ser un auténtico restaurante siciliano, vale mucho la pena probar las pastas de este lugar (preparadas al dente), por lo que te recomendamos hincarle el diente a la Pasta con Sarde (sardinas, piñones, pasas y vino blanco), el Penne Arrabiata (con peperoncino, tocino frito y albahaca), la Pasta de Camarones (al vino blanco), los Gnocchi (con salsa a elegir) y el Orcchiette al Brocollu e Peperoncino. Pero, si no tienes antojo de pasta, o si quieres compartir una pizza, puedes elegir entre una gran variedad de pizzas, entre las que destacan la de Pera al Vino Tinto, la de Chipirones, la de Pepperoni y la de Mortadela con Pistecchio.

Eso sí, no puedes dejar de probar el Sfincione, una pizzeta tradicional sicilianaque lleva alcachofa, anchoas, queso pecorino, parmesano y pan molido, entre otros ingredientes. Y es que, más allá de la tradición, es una experiencia llena de sabor.

¿Y de tomar? Ofrecen una buena variedad de vinos italianos y nacionales, blancos, tintos y rosados; así como cervezas nacionales y artesanales italianas, así como cocteles y agua del día. Los postres de María Ciento 38 no se quedan atrás. Todos los postres son tradicionales y sus sabores son más que deliciosos.

Maria Ciento 38 es un pequeño paraíso gastronómico que te transportará Sicilia a través de los aromas y los sabores. Es un auténtico tesoro gastronómico escondido en una de las colonias más tradicionales de la CDMX, Santa María la Ribera.