Gorka Bátiz se interesó en la cocina cuando visitaba a su abuela de Santander, España, cuando participó, a los 17 años, en la preparación de mantequilla y pan. Tras platicar con su padre, trabajó durante un verano con el chef Arzak. Al terminar las vacaciones inició sus estudios en cocina vasca, para después subirse en un barco, para trabajar en la cocina durante dos años. En 2003 llegó a México, junto con el chef Arzak, quien también fue maestro de Mikel Alonso y Bruno Oteiza, para asesorar a un restaurante.

Decidió quedarse en México, donde empezó trabajando en Tezca Pedregal, donde trabajó por más de 10 años, hasta que decidió abrir James and Collins. El último proyecto del chef Gorka Bátiz se encuentra en Lomas Virreyes. Este restaurante, llamado como el chef, Gorka Altamar, es un lugar en el que buscan ofrecer los auténticos sabores de España, así como nuevas interpretaciones de los platillos que preparaba su abuela.

El restaurante es un lugar muy elegante, en el que puedes pasar una tarde o noche íntima con tu pareja, discutiendo algún negocio con tus jefes o socios, o simplemente celebrando alguna ocasión especial con tu familia. Además, cuenta con una gran terraza, perfecta para aprovechar los días de buen clima, mientras disfrutas de un Gin & Tonic de la casa.

Para empezar, recomendamos porbar las Croquetas de Jamón, las Vieiras Gratinadas, el Pulpo Braseado y los Mejillones al Vino Blanco. Si tienes ganas de una sopa, debes probar la Sopda de Pescado Cantábrico o la Crema Fina de Faisán. Y, como plato fuerte, debes probar el Arroz Caldoso con Bogavante, la Fabada Montañesa, el Huachinango al Oreo con Espárragos, el Bogavante a la Parrilla, el Solomillo Gorka, los Tacos de Lechón, el Confit de Pato en Salsa de Ciruela y el Bacalao a la Vizcaína, entre otros.

Gorka Altamar es un restaurante perfecto para cerrar algún negocio o celebrar alguna ocasión especial. Una oportunidad para disfrutar de los auténticos sabores de las costas de España, un buen Gin & Tonic y de buena compañía.