El Corona Capital cumplió nueve años, festival caracterizado por presentar a lo mejor de la escena musical mundial. Pero, también es uno de los festivales en México en el que más cerveza, y bebidas, se consumen. Es por eso que, buscando convertirse en un festival con conciencia ambiental, presentó su innovación a favor del medio ambiente.

Y es que, este año, dejará de servir las bebidas en vasos de plástico, y buscará que la energía, o parte de ella, del festival, sea limpia. ¿Cómo lo lograrán? Fácil, toda la cerveza del festival se servirá en vasos biodegradables hechos con bioplástico de fécula de maíz (PLA), que pueden transformarse en composta, degradándose en 45 días. Sin embargo, es necesario que los vasos lleguen a ser composta, el Corona Capital tendrá un fuerte plan de manejo de residuos con el objetivo de reciclar la mayor cantidad posible de deshechos.

Corona dispondrá de latas gigantes de cerveza y contenedores al interior del recinto como centros de recolección para los vasos. Posteriormente, recibirán el tratamiento adecuado para convertirse en menos de tres meses en abono, es decir, tierra rica en nutrientes que será utilizado para cultivar la cebada del rancho experimental “Rancho Cermo” y así, convertirse en cerveza en la planta de Zacatecas.

Por otro lado, para lograr que la energía utilizada durante el festival, sea lo más limpia posible, dejarán a un lado el uso de generadores de gasolina, y utilizarán el uso de generadores eléctricos que utilizan biodiésel, biocombustible que disminuye el impacto ambiental en un 48% aproximadamente, así como paneles solares para suministrar de energía limpia las barras de cerveza y las torres de carga para celulares. Por si fuera poco, Corona cuantificará la huella de carbono del emitida durante el Corona Capital. para poder establecer una línea base que la marca planea disminuir año con año en su festival.

Corona Capital es uno de los festivales más importantes de México y Latinoamérica, por lo mismo, es una gran noticia que haya buscado ser un festival más verde. Pues es el primer paso para que todos los conciertos en el futuro, sean más limpios y sustentables.