La Lucha Libre Mexicana se encuentra en todos lados. No importa si estás paseando por Chapultepec o Coyoacán, si estás tomando un mezcal en la Roma/Condesa, si mejor te fuiste por unos Pulques a la Doctores, o si estás bailando en una boda. En todos los lugares encontrarás máscaras, fotografías, juguetes o canciones que hacen referencia a los luchadores enmascarados.

“Respetablepúblico ¡Lucharán 2 de 3 caídas sin límite de tiempo! En esta esquina El Santo,el Cavernario y en esta otra Blue Demon y el Bulldog.”

Un espectáculo que se convirtió en una tradición, al punto de que reconozcan la Lucha Libre en todo el mundo, como un auténtico evento mexicano; que todo turista debe visitar. Y no importa si has ido a emocionarte a la Arena México,mientras vez al Negro Casas acabar con Místico, mientras lo golpea en los pasillos junto a las butacas; o si la has visto en el Cine, la TV o algún otro lugar, seguramente has disfrutado directa, o indirectamente, de esta tradición.

Es por eso, que el 21 de julio la lucha libre fue declarada Patrimonio Cultural Intangible de la Ciudad de México, con una ceremonia privada en el Antiguo Palacio del Ayuntamiento. Y, el viernes pasado, 30 de noviembre, se hizo oficial la noticia, develando una placa conmemorativa en la Arena México,durante una ceremonia, previa a la función, a la que acudieron importantes luchadores como Místico, Carístico, Atlantis, Último Guerrero, Euforia, Gran Guerrero,Rayo de Jalisco Jr., Blue Panther y Villano IV , entre otros.

Con este nombramiento, el Gobierno de la Ciudad de México busca reivindicar la importancia y tradición de la Lucha Libre Mexicana, permitiendo que este espectáculo atrape la atención de todo el mundo. Es una oportunidad para que la Lucha Libre recobre fuerza y se convierta en un auténtico ícono de la CDMX.