Si tienes coche, seguramente has notado que, cada día, es más difícil estacionar el carroen la vía pública. Ya sea porque en las colonias con alto flujo de personas (ya sea por los comercios, restaurantes y oficinas), el gobierno de la CDMX ha decidido colocar parquímetros (una medida con varias ventajas y desventajas)con o sin el consentimiento de los vecinos, o porque, en las colonias en lasque aún no hay parquímetros, los “viene viene” se han adueñado de las calles,colocando botes y llantas para apartarle el lugar a sus “clientes”. Pero eso no es todo, también hay varias colonias en las que, los vecinos han decidido colocar tubos, cubetas, botes y, incluso, candados, para evitar que la gente se estacione frente a su casa.

Las medidas que los “viene viene” y los vecinos han tomado, para adueñarse de la calle, podría tener ciertas ventajas, por lo menos, para quienes apartan sus lugares de manera permanente. Sin embargo, estas medidas son ilegales y pueden convertirse en un problema para el ambiente. En primer lugar, apartar la callees una forma de adueñarse del espacio público, mismo que le pertenece a todo el mundo, sin importar si eres peatón, ciclista o automovilista. En segundo lugar,al no permitir que los coches se estacionen en la vía pública (en los lugares designados por el gobierno), se obliga a que los automovilistas continúen circulando por varios minutos más, mientras buscan un lugar para estacionarse,aumentando las emisiones de gases invernadero.

Tomando en cuenta esta última situación, es que surge El Bote Molesto, un proyecto ciudadano dirigido por el programa CCiudadano del CIESAS, que tiene por objetivo visibilizar la problemática de la obstaculización del espacio público, principalmente en tres colonias de la Ciudad de México: La Colonia Agrícola Oriental ubicada en la Alcaldía Iztacalco, la Colonia Tlalpan Centro en la Alcaldía Tlalpan y la Colonia San Pedro de los Pinos de la Alcaldía Benito Juárez.

¿Qué busca el bote molesto?

El bote molesto busca incidir sobre las autoridades responsables para la liberación delos espacios obstruidos junto a las banquetas y con ello, la recuperación del espacio público, en especial los Alcaldes de las Demarcaciones mencionadas.

También busca que los vecinos puedan organizarse en el tema de los espacios públicos sin la necesidad de obstruir las vialidades.

Algunos de los beneficios de la desaparición del Bote Molesto, serían la disminución de la contaminación atmosférica, ocasionada por las dificultades que existen para encontrar un lugar para estacionarse; conocimiento, respeto y aplicación de la ley, la sensibilización respecto al sentido de lo público.

Si quieres conocer más del proyecto El Bote Molesto, entra a su página de Facebook: https://www.facebook.com/boteemolesto/