Durante el mes de diciembre es frecuente la salida con amigos para celebrar el año lleno de éxitos, la copita con la pareja por estar un año más juntos y las celebraciones con la familia.

El alcohol que se consume durante todo este tiempo rebasa el que se consume anualmente, por lo que se puede sentir que el corazón lata con mayor frecuencia y aún cuando te encuentres descansando el corazón no parará de latir fuertemente.

Este afección no tiene nada que ver con la salud de tu corazón sino con el alto consumo de alcohol y se llama síndrome de vacaciones porque regularmente durante la época de vacaciones es cuando más tomamos.

Recuerda todo con moderación