El amor por la comida llega a limites “inimaginablemente inigmantes” y todo se sale de control, como la moda inspirada en el grasoso y delicioso pollo frito. 

Lo que nos podemos imaginar es a los adictos del pollo frito en un momento creativo o en su clase de diseño de moda intentando inventar algo original y entonces salieron estas grandes propuestas.