La Universidad de Nueva York reveló que los hombres de estatura baja son más estables que los hombres altos.

Se reveló que los matrimonios felices se forman con un hombre “bajito”, en su mayoría, esto porque de las 3 mil 33 parejas heterosexuales que fueron analizadas se encontró que en las que el hombre medía menos de 1,70 metros eran más estables.

La razón revelada es que les cuesta más trabajo conquistar a su pareja, así que cuando se casan se esfuerzan más por la relación.

“Esta es probablemente una función del proceso del matrimonio, y también encontramos que los hombres bajitos se casan menos pero ya unidos legalmente tienden a realizar más tareas domésticas”, explicaron los especialistas.