Hace aproximadamente un año se reveló el caso de un joven de Bélgica de 23 años que fua a dar al hospital por un dolor en la espalda, el cual le ocasionó fiebre, perdida de peso repentina, molestias al orinar, dolor en los testículos y disfunción eréctil.

Después de ser internado y sometido a estudios, los médicos detectaron inflamación en ganglios linfáticos además que los parámetros de la sangre están fuera de lo normal.

Después de mucho esperar el misterio fue resuelto, cuando los especialistas le preguntaron si tenía gato, a lo que el chico respondió que sí, además expresó que había sido arañado por su mascota.

Luego de un análisis descubrieron que lo que el joven padecía era “Bartonella henselae”, una bacteria que es transmitida por estos felinos a los humanos.

En este fenómeno los signos de alerta tardan en aparecer en humanos, en el caso de los gatos puede no haber señales, pues no necesariamente les causa daño, estos se infectan a causa de la picadura de una pulga.

El joven se recuperó después de tres semanas de tratamiento con antibióticos.

Ahora sabes que tu gatito te puede dejar con disfunción eréctil temporal