No hay nada más Godín que comer en Tuppers ¿no creen? pero al parecer esto no es del agrado de todos pues resulta que Michelle quien acudió con una amiga a Lomas Plaza, paso un momento bastante incómodo.

Verán, resulta que la chica lo único que quería era contribuir con la ecología por lo cual llevó un tupper y puso su comida en él, la cual cabe mencionar había comprado en los establecimientos.

Pero cuál fue su sorpresa, que los guardias le pidieron que se retirara, argumentando que estaba prohibido comer en tuppers, aunque no mostraron un reglamento que respaldara esto, por lo cual decidió poner una queja.

Esta publicación recibió un comentario del perfil oficial del centro comercial, dando una disculpa