Sin duda uno de los más grandes escándalos de la vida de Luis Miguel, fue la relación de su hija Michelle Salas con Alejandro Asensi quien en ese momento era su manager, esto ocurrió entre 2007 y 2008 según la serie.

Michelle en ese momento tenía 19 años, mientras que Alejandro le doblaba la edad ¿Cómo se enteró el interprete de “Culpable o no”? pues a continuación les contamos, resulta que entre ambos, ya existían diferencias laborales ya que sospechaban que Alejandro se encontraba haciendo mal uso del dinero de Luis Miguel, esto no resultó ser cierto ya que la persona que le robó era otro de sus trabajadores.

Poco después el sol accedió a documentos personales de Ambrosi y comprobó la relación existente entre él y Michelle, misma que fue confirmada por un paparazzi que les tomó fotografías. Luis Miguel decidió enviar a su hija un mes a estudiar al extranjero con la intención de separarlos, cosa que no funcionó pues cuando regresó, se reunió con Alejandro.

¿Qué opinan de este romance?