Un Juez de los Ángeles acaba de negar la solicitud para que el padre de Britney Spears sea destituido como tutor del patrimonio de la cantante el cual consta de aproximadamente 60 millones de dólares, tan sólo una semana después de que se produjera esta solicitud por parte de Britney.

Así que será Jamie Spears quien se siga haciendo cargo de ese monto, cabe mencionar que esto ocurre desde hace aproximadamente 13 años. Por una decisión de la justicia debido a un comportamiento inadecuado que tuvo lugar en el año 2008

“no soy feliz”, “no puedo dormir” y “me sentí drogada”. expresó la cantante. Es importante decir que fue el martes por la noche cuando Jamie solicitó que se investigaran: “alegaciones serias sobre trabajo forzado, terapia médica forzada, cuidado médico inadecuado y privación de derechos personales” indicando que desde hace años no tiene poder sobre su famosa hija.

Algunos de los seguidores de la cantante se han manifestado bajo el slogan #FREEBRITNEY