Resulta que Roberto Gómez Fernández, llegó a un acuerdo con la televisora Televisa para sacar del aire todos los programas de Chespirito, por lo que: El chavo del 8 y el Chapulín colorado dejaron de transmitirse.

Quien no fue invitada a esta negociación fue la mismísima Florinda Meza, quien además de dar  vida a diversos personajes fue esposa de Chespirito por lo que ha reclamado los derechos del nombre de Roberto Gómez Bolaños e incluso se hablaba de una demanda.

Este último hecho fue confirmado con una publicación en redes sociales donde aparece al lado de Guillermo Pous (abogado), se dice que busca asesoría legal por los derechos que le corresponden al ser coautora del exitoso programa

“Siempre es agradable estar con un hombre tan elegante y sobre todo, tan pulcro, tanto en el vestir como en su trabajo. Fue un verdadero placer. @guillermopous #labonitavecindadvirtual #elregresodeflorinda” expresó en redes sociales